Cómo Superar los Ataques de Pánico

Un día normal y estás ocupado con tus rutinas diarias. De repente tu corazón late más rápido. Late tan rápido que crees que se saldrá de tu pecho. Puedes escuchar tu sangre pasar a través de tus oídos. Estás caliente, sudoroso y respirando agitadamente. Tu visión es borrosa y estás temblando como una hoja, piensas que debe ser un ataque al corazón y que te estás muriendo. Te llevan de urgencia a la sala de emergencias y después de realizarte una serie de pruebas y análisis de sangre, los médicos no pueden encontrarte ningún problema y te sugieren que obtengas ayuda mental debido a que estás sufriendo de ataques de pánico.

Tel: 305-305-0441

Qué es un Ataque de Pánico?

Según la Asociación de Ansiedad y Depresión de América (www.adaa.org), un ataque de pánico es el inicio repentino de un miedo intenso o malestar que alcanza su punto máximo en pocos minutos e incluye al menos cuatro de los siguientes síntomas:

Síntomas de los Ataques de Pánico

Si usted ya estuvo en la sala de urgencias de un hospital y no le encontraron ninguna alteración física y a pesar de ello parecía estar teniendo un ataque al corazón, entonces lo que tiene que hacer es verificar si durante el ataque tuvo al menos cuatro de los siguientes síntomas:

  1. Taquicardia (Ritmo cardíaco acelerado)
  2. Dolor o malestar en el pecho
  3. Transpiración (Sudoración)
  4. Sensación de falta de aire
  5. Sensación de no poder tragar
  6. Temblores o estremecimientos
  7. Náuseas o molestias abdominales
  8. Sensación de muerte inminente
  9. Sensación de mareo, inestabilidad o desmayo
  10. Entumecimiento o sensación de hormigueo
  11. De-realización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
  12. Miedo a perder el control o a volverse loco
  13. Escalofríos o acaloramientos

Cómo Ayudarle a Alguien que Está Teniendo un Ataque de Pánico

Si alguien cerca de ti está teniendo un ataque de pánico, actúa lo más rápido posible, ya que esto podría ayudarte a reducir la gravedad y la duración del episodio.

Esta es una lista de cosas que puedes hacer para ayudar a la persona:

 

  1. Primero, debes estar tranquilo para poder ayudar a otro. Recuerda que los ataques de pánico no pueden dañar el cuerpo.
  2. Pídele a la persona que detenga lo que está haciendo y que se siente.
  3. Recuérdale con cuidado a la persona que está sufriendo un ataque de pánico y que ella puede retomar el control.
  4. A continuación, guía a la persona para que respire profunda, lenta y completamente.
  5. Habla con la persona para asegurarle que no hay nada que pueda poner en peligro su vida y que estará bien.
  6. Después de que termine la peor parte, anima a la persona a sentarse en silencio hasta que se sienta mejor.

Podría ser muy embarazoso para algunas personas el tener un ataque de pánico frente a ti o en público.

Consuela a la persona diciéndole que no hay nada de qué avergonzarse. Dile que sus sentimientos son reales y que nadie la está juzgando.

Cómo Ayudar a un Niño que Está Teniendo un Ataque de Pánico

Los niños y los adolescentes pueden sufrir de ansiedad y ataques de pánico. Es importante saber cómo ayudar a su hijo en el caso de que llegase a tener un ataque de pánico o ataque de ansiedad.

La siguiente es una lista de cosas que hacer para ayudar a un niño a superar un ataque de pánico:

  • Primero, debes estar tranquilo y en control para poder ayudar a tu hijo. Si estás tranquilo, será más fácil para tu niño recuperar el control.
  • Comunícate con tu hijo con un tono de voz firme pero suave.
  • Dile que estás allí para ayudarlo a superar esto.
  • Usa su nombre y dile que pronto estará bien.
  • Dile que respire profundamente y muéstrele cómo respirar profunda, lenta y completamente.
  • Recuérdale que los ataques de pánico siempre terminan.
  • Dile que los síntomas físicos como el latido acelerado del corazón y los mareos o temblores son signos de su miedo y no de una enfermedad, y que pasarán pronto.
  • Dale tiempo para calmarse. No apresures al niño. Necesitará tiempo para recuperar su sentido del yo y la compostura.

Recuerda usar un lenguaje apropiado para su edad para que tu hijo pueda entender.

Qué Puedo Hacer Para Superar los Ataques de Pánico?

Pánico significa “miedo repentino e ingobernable que produce un comportamiento impulsivo incontrolable”. Un ataque de pánico es un ataque de miedo, por lo tanto cualquier cosa que ayude a superar los temores ayudará a superar los ataques de pánico.

Este ha sido mi enfoque durante años y es por eso que he tenido tanto éxito en ayudar a mis clientes a superarlos.

Analicemos primero la causa del problema:

Qué Causa los Ataques de Pánico?

Digamos que Abigail es una mujer que tiene que caminar a casa. Ella puede tomar una ruta larga o una corta.

La ruta larga toma 1 hora y la corta tan solo 25 minutos, pero si toma la corta se verá obligada a cruzar un mal vecindario. Ya está oscureciendo y ella se preocupa por su hija que está sola en casa, por lo que toma el camino corto.

Abigail se siente ansiosa y aprensiva al entrar al mal vecindario, pero recuerda que ha tomado esta ruta varias veces y nunca le ha pasado nada.

Cuanto más se adentra en el área, más nerviosa se pone. Algo le está diciendo que ya está muy oscuro y que se ha equivocado al tomar esta ruta, pero no hay nada que pueda hacer ahora, excepto tratar de terminar de cruzar el área lo antes posible.

En cierto momento tiene que entrar en un callejón solitario y sucio y ahora se detiene. Su corazón late con fuerza en su pecho, sus manos están frías y tiene dificultad para respirar, pero no hay salida, tiene que cruzar el callejón o regresar hasta el punto inicial, y ya está demasiado oscuro para regresar.

Ahora, permíteme detenerme aquí y examinar lo que ha estado sucediendo en la mente de nuestro personaje, Abigail.

Ella comenzó con un poco de ansiedad causada por las posibles amenazas ocultas en el barrio. Sus temores aumentaron rápidamente a medida que el sol se desvanecía y la oscuridad se hacía evidente, haciendo de las amenazas potenciales una posibilidad aún más plausible.

Hasta ahora nada le ha sucedido, pero en su mente la anticipación se está acumulando y está a punto de tener una crisis de ansiedad.

Esto ilustra una secuencia de eventos que ocurren principalmente en la mente de Abigail.

Ilustra cómo se crea y se intensifica el miedo. Suponemos que algo podría ser peligroso y nuestra mente lo piensa y elabora más y más razones para tener miedo. En tan solo unos pocos minutos podemos entrar en una crisis de pánico, pero dicha crisis se creó en nuestra mente a partir de amenazas artificialmente que no siempre son reales.

Este es el caso en la mayoría de nuestros miedos. Una vez que «cruzamos el callejón» y miramos hacia atrás vemos que no sucedió nada, pero tuvimos miedo de las amenazas imaginarias mientras lo cruzábamos, e incluso antes.

Ahora, Abigail tiene razones para creer que está en peligro porque se encuentra en un mal vecindario, pero una persona que experimenta un ataque de pánico no necesariamente tiene una base lógica que respalde sus temores, o al menos esa base lógica no es tan fácil de identificar.

El ataque de pánico podría comenzar con palpitaciones y continuar con dificultad para respirar. Esto le dirá a la persona que se avecina un ataque de pánico, y eso es todo lo que se requiere para entrar en una etapa de anticipación.

Digamos que el siguiente síntoma sea temblor en las piernas. Ahora la persona está segura de que se avecina una crisis de ansiedad, y crea el resto de los síntomas por sí misma, solo por miedo.

Pero el miedo aquí es al propio ataque de pánico. Así que la persona le tiene miedo al miedo.

Esto quiere decir que el único ataque de pánico real que hayas tenido fue el primero, y fue tan horrible que después de ese momento los has estado creando por el temor de meterte de nuevo en semejante miedo. Es por eso que no son tan difíciles de superar, porque no son reales, son solo una creación de nuestra imaginación.

Hasta este punto descubrimos la causa de tus ataques de pánico actuales, pero no hemos abordado todavía el tema de cuáles fueron las causas del primero que experimentaste en tu vida.

Mi experiencia en el uso de la Hipnosis regresiva me ha demostrado que los ataques de pánico a menudo son el efecto de eventos traumáticos, principalmente de la infancia. Son el efecto de lo que llamamos «traumas».

Mantenemos los traumas ocultos durante algún tiempo, pero finalmente algo los desencadena y eso causa el primer ataque de pánico.

Entonces, para tener éxito en el tratamiento de los ataques de pánico, debemos deshacernos de esa causa inicial, el trauma en la mente inconsciente.

Cómo Puedo Sanar de mis Traumas

Antes de profundizar en este tema, definiré el trauma desde mi punto de vista. Por favor, ten en cuenta que he sido Sanador Energético durante muchos años, lo que en este caso me ayuda a definir el trauma desde un punto de vista energético, haciendo que mi definición sea diferente de la que brindan los psicólogos.

Un evento traumático es un evento turbulento, impactante, angustiante, perturbador, dañino, hiriente y doloroso que se infringe a una persona cuya mente no puede manejarlo, obligándolo a almacenarse en el inconsciente como una amenaza no resuelta que debe evitarse a toda costa.

Con esta definición a la mano, estamos más equipados para definir el trauma:

El trauma es la memoria de un evento traumático almacenado en nuestro cuerpo, principalmente como energía, con la esperanza de prevenir futuros incidentes similares.

Aquí es donde no estoy de acuerdo con los métodos tradicionales para superar el trauma.

Según la mayoría de los psicólogos, almacenamos el trauma en la mente inconsciente como un recuerdo, pero mi experiencia como terapeuta de masaje y hipnoterapeuta regresiva me dice que es mucho más que eso. Sí, almacenamos el trauma como un recuerdo en el inconsciente, pero también lo almacenamos en los cuerpos energéticos como energía de diferentes tipos, y podemos transformar fácilmente esta energía en algo más productivo.

Yo uso la Hipnosis Regresiva y la Sanación Energética combinadas para ayudar a mis clientes a deshacerse de sus traumas y superar los ataques de pánico y los síntomas asociados.

Esta es la ruta más corta que conozco para superar el problema; sin embargo, si estás lejos de mí y necesitas resolver su propia situación, te recomiendo que pruebes el enfoque que voy a describir:

Cómo Transformar Energía Traumática en Luz

Este enfoque no está disponible para todos, ya que requiere una fe sólida y fuerte, pero puede que tú seas uno de los afortunados que pueden usarlo.

Lo que voy a describir es lo que hago por mis clientes, independientemente de si tienen una fe firme o no.

Primero consideremos qué es el trauma. Es un recuerdo almacenado en nuestra personalidad de varias maneras, principalmente en forma de energía.

En mi práctica he podido ayudar a muchos de mis clientes a deshacerse de las fobias en cuestión de minutos con el uso de técnicas de Sanación Energética creadas por mí mismo.

Los seres humanos almacenamos el trauma en forma de energía, incluso la parte que ponemos en el cerebro.

Teniendo eso en mente, lo que debemos hacer es atraer y producir suficiente energía positiva para bañar todo nuestro ser, cuerpo y mente durante el tiempo suficiente como para disolver las energías traumáticas almacenadas en nuestro sistema.

Podemos sumergir a la persona traumatizada en una energía muy fuerte durante un corto período de tiempo, esto es lo que yo hago para mis clientes, o podemos sumergirla muchas veces en energía sutil hasta que desaparezcan los efectos traumáticos.

Aunque la primera técnica requiere años de experiencia en el manejo de la Sanación Energética, la segunda solo requiere una fe y una perseverancia fuertes y finalmente se tendrá éxito.

Hay varias formas de producir Sanación Energética, pero las que más recomiendo son estas:

  1. Qigong, Qi Gong, Chi Kung o Chi Gong. Este es un sistema integral de posturas y movimientos corporales armonizados, meditación y respiración utilizadas para la salud, la espiritualidad y las artes marciales. Yo he capacitado a muchas personas para usar Qigong para curarse de muchas enfermedades y problemas de diversos tipos. Funciona maravillosamente. Dedíquele el tiempo suficiente, practique regularmente y con fe y eventualmente verá los resultados.
  2. Para sanar la personalidad solo recomiendo Kriya Yoga. Al igual que con Qigong, se requiere de paciencia y perseverancia, pero produce grandes resultados.
  3. Oración. Este es probablemente el que tiene el mayor potencial, pero también es el que tiene menos candidatos calificados. Para hacer que este método te funcione, debes tener suficiente fe y también una buena comprensión de cómo funciona la energía espiritual. Necesitas sentir la energía fluyendo en tu cerebro y en tu cuerpo. Esto es verdad para todas las técnicas, pues de lo contrario sus resultados podrían tardar mucho tiempo en manifestarse y es posible que tú no seas capaz de persistir durante tanto tiempo.

No hay manera de decirte cuánto tiempo tomará la sanación. Cada caso es diferente y también cada persona es diferente. Solo puedo recomendarte que nunca te detengas, incluso cuando finalmente te deshagas de los síntomas. Estamos en un viaje de transformación y la vida se trata de eso, no de estar cómodos.

Puede que logres producir resultados en unos pocos días o semanas, pero ¿y si toma dos años? Aun así, tendrás muchos beneficios adicionales, incluida una mente y una vida más pacíficas, y también aumentarás las posibilidades de tener una vida significativa. Así que simplemente hazlo.

Tú puedes apoyar tus esfuerzos para aumentar tus conocimientos sobre la Sanación Energética y el uso de la fe. Para ello te recomiendo el uso de las siguientes fuentes:

  • Mi video sobre «Cómo desarrollar y aumentar tu fe«. Este video enseña una técnica simple pero efectiva que recibí para activar los Sensores Sagrados, que son los sentidos de nuestro cuerpo etérico. Esta activación nos permite sentir las energías de sanación y las energías divinas trabajando en nuestros cuerpos, aumentando así nuestra fe y nuestra capacidad para manifestar una vida saludable, próspera y feliz.
  • Mi video sobre «Sanación Energética utilizando la luz como herramienta de curación«. Este video enseña cómo superar la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico utilizando la luz como una herramienta de sanación. Aprenderás a manipular la luz para producir sanación física y emocional. Observa el primer video antes de intentar usar las técnicas descritas en el video número dos.
  • Mi video sobre «Sanación Energética con ayuda del alma«. Nuestra alma vive en los niveles de perfección y armonía, por lo que es fácil para ella producir sanación en nuestras mentes y cuerpos. Este video enseña una técnica simple pero efectiva para transmitir la sanación con la ayuda de nuestra alma.
  • Si estás familiarizado con el idioma español, te recomiendo mi libro «Maestro Interno Todos Podemos Hablar con Dios: Una guía para la comunicación espiritual elevada«. Este libro enseña cómo comunicarse con nuestra Guía interna, y también proporciona una base sólida para aquellos que persiguen la curación como una carrera.
  • El libro «Miracles of Your Mind: Are you ready to unlock your true potential?” del Dr. Joseph Murphy. Este libro aclara mucho acerca de la curación y la manifestación, aunque no estoy de acuerdo con su descripción de que el inconsciente es el maestro de la manifestación, reconozco un tremendo potencial en este libro para ayudarte a curarte a ti mismo.

Qué Puedo Hacer si no lo Logro por mí Mismo?

El método que explico en esta página funciona, yo estoy seguro de ello, sin embargo, si por alguna razón no puedes hacer que funcione para ti, o si tienes prisa y deseas curarse a un ritmo acelerado, entonces reserva una sesión de evaluación conmigo y lo haremos a ritmo acelerado en mis consultas.

Haz clic en el botón siguiente y selecciona “Evaluation Session”, luego completa el proceso de registro.

Si tienes alguna dificultad, puedes llamarnos o consultar nuestra página de Preguntas Frecuentes relacionadas con las citas.

2
Leave a Reply

2500
  Subscribe  
Notify of
Yolanda Ramirez

Hola, mi nombre es Yolanda Ramirez. Ayer tuve que ir al Emergency Room porque tenía el corazón acelerado, me sudaban las manos, no lograba respirar bien, sentía que me ahogaba, me temblaban las piefnas, sentía cosquilleo en las manos, y sentía que me iba a morir. Mi conclusión fue que estaba teniendo un ataque al corazón. Mi hijo me llevó a toda velocidad al hospital. Allí estuve casi toda la noche y en la madrugada me mandaron para la casa diciendo que no tenía nada, que todos los exámenes estaban bien y que tenía que buscar ayuda psicológica.
Ahora leyendo su página me encuentro con que todos los síntomas que yo tuvo están en la lista de los ataques de pánico. Mi pregunta es cómo sé con centeza que que lo que tengo en un ataue de pánico y no un ataque al corazón. Porque si me vuelve a dar, no quiero irme para el hospital, pero tampoco me quiero morir si por casualidad no es un ataque de pánico sino un paro cardíaco. Cómo reconozco la diferencia?